Imprimir

Vitamina C – Injektopas en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)

uciPor Dra. Suzanne M. Cortez de Aymar

La sepsis continúa siendo una de las principales causas de muerte en los pacientes en unidades de cuidados intensivos (UCI) y su incidencia ha mostrado un lento pero sostenido crecimiento en los últimos años. De manera frecuente se asocia con fracaso orgánico múltiple que puede ser grave y progresivo determinando, en un alto porcentaje de casos, el fallecimiento del paciente.

El aumento de la incidencia de shock séptico puede atribuirse a varios factores: mayor número de pacientes inmunodeprimidos, aumento de procedimientos diagnósticos invasivos, prolongación de la expectativa de vida y mayor resistencia de los microorganismos a los antibióticos. Adicionalmente, algunos pacientes contraen esta entidad dentro de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), como complicación asociada a diferentes medidas y procedimiento invasivos.

Los mecanismos involucrados en el desarrollo del daño orgánico son multifactoriales y entre estos tenemos: hipoxia tisular como consecuencia del deterioro hemodinámico y disminución de la perfusión o isquemia de los tejidos; incremento del estrés oxidativo (desbalance entre la formación de especies reactivas de oxígeno (ERO) y las defensas antioxidantes); especies reactivas derivadas del nitrógeno (ERN); endotoxinas que ocasionan traslocación intestinal y que están presentes en la mayoría de procesos infecciosos; entre otros.

ci1

Figura 1: Mecanismos fisiopatológicos involucrados en la sepsis El ácido ascórbico (AA) en concentraciones adecuadas y continuas, estimula el sistema inmunológico y es capaz de remover los radicales libres derivados de las ERO y ERN. Además disminuye y previene la traslocación intestinal producida por las endotoxinas. Estas acciones son alcanzadas con concentraciones por vía endovenosa.

Preiser y col., concluyó que la terapia antioxidante efectiva con altas dosis de Vitamina C reduce los índices de productos oxidados, reduce los niveles de mediadores inflamatorios, mejora el índice cardíaco, aumenta la resistencia oxidativa de las moléculas de LDL, mejora la oxigenación y disminuye los días de ventilación mecánica (VM) en síndrome de distrés respiratorio.1

De esta manera, no es aventurado pensar que un enfoque de este tipo resulte finalmente en una terapia exitosa para disminuir la mortalidad de pacientes con shock séptico y mejorar su evolución en la UCI. 1 Preiser JC, Van Gossum A, Bere J, Vincent JL, Carpentier Y. Enteral feeding with a solution enriched with antioxidant vitamna A, C, and E enhances the resistence to oxidative stress. Crit Care Med 2000; 28: 3228-32.

ci2

Figura 2: Unidad de Cuidados intensivos (UCI)